05 noviembre 2008

En Busca de la Felicidad

Desde hace tiempo tengo en la mente dandome vueltas imágenes y algunas reflexiones que me han hecho rec0rdar la película En Busca de la Felicidad (The Pursuit of Hapiness). El día que comencé a trabajar me vino a la mente la película, porque de un día para otro mi vida de inmigrante en busca de trabajo terminó para entrar al mundo laboral quebeco. Fué una sensación extraña, porque un día estaba despeinada, vestía blue jeans, zapatos deportivos, franela (T-shirt) y llevaba un morral (backpack), aún disfrutaba de los día soleados y dormía hasta que el cuerpo me lo pidiera. De repente, al día siguiente tenía el cabello liso y arreglado, vestía tacones, ropa y cartera de mujer ejecutiva. Al salir temprano en la mañana para trabajar y estar en la "masa" de la gente en el metro que iban a trabajar también, recordé esa parte de la película donde el protagonista es aceptado en la empresa y él camina entre la gente sientiendose "Feliz" de ser parte de ese "masa" trabajadora. Tal cual lo viví.
Ahora cada día que siento los mismo, me pregunto si realmente esto es la felicidad? tener un trabajo, una entrada de dinero, nuevos compañeros de trabajos, los 5 @ 7, sentir que por mucha experiencia que se tenga, cada día hay miles de cosas por aprender, llegar a la casa tan cansada como si se hubiese trabajado 14 horas cuando en realidad fueron 7.5 y tener que agendar a todo el mundo para poder compartir un "ratico" con la gente que ahora forman parte de la familia adoptiva...
No sé, a veces extraño mis días de libertad, donde podía hacer lo que quería y disfrutar de pequeñas cosas como caminar por la ciudad, descubrir nuevos sitios, tomar fotos, LEER!, ir a la biblioteca cada Miercoles a ver películas, compartir tazas de té con "mi gente", compartir con los nuevos inmigrantes las experiencias, dormir hasta cuando quisiera, seguir experimentando haciendo pan sin levadura, navegar por internet por horas, etc, etc.
Ahora mi vida es otra, apareció nuevamente el stress y la rutina. Aunque ahora vivo en Montreal y trabajo en lo mismo que hacía en Venezuela, siento que tengo la mitad de mi felicidad alcanzada, porque quisiera tener menos horas de trabajo en la oficina y más horas para dedicarle a las cosas que me llenan en cuerpo y alma.
Eso es parte de mi nuevo proyecto, completar mi felicidad, donde logre integrar el disfrute de las cosas que me llenan y trabajar sin caminar entre la "masa" de gente que van a cumplir un horario y un trabajo. Tengo la convicción que este país lo puedo hacer.
Ya les contaré como será la ultima toma de está película ;-)

13 comentarios:

Anónimo dijo...

Comprendo perfectamente lo que dices, aunque por esta vez dejaré anónimo mi comentario (no sea que "una persona" lo lea y tenga problemas después).
Estoy en vías de recuperar mi profesión, que es regulada, y eso hace feliz a mi familia, ya que significa la posibilidad de mejorar ingresos económicos.
Pero para mí eso no es lo más importante. Con el trabajo de ahora gano menos de lo que ganaría en mi profesión, pero tengo eso que dices: las tardes para mí, tiempo para sesiones de "spa" caseros o no, disfrutar un libro y una taza de café caliente y aromático arropada en el sofá mientras espero al hombre que acompaña mi vida desde hace años y a los frutos de nuestra unión.
Desde que tuve familia y trabajo en mi profesión jamás había vuelto a tener tiempo PARA MÍ como ahora lo tengo.
El problema es que en cuanto vuelva a trabajar en lo mío, ese tiempo se habrá acabado, y entonces digo ¿para eso vine a Canadá? Vine a una mejor calidad de vida, no a vivir lo mismo con mejores ingresos y esos conceptos ¡NO SON SINÓNIMOS!, pero eso no lo entiende mi amado hombre trabajador que también suda su esfuerzo para que juntos podamos pagar el vivir con comodidad. Él cree que si ambos conseguimos volver a donde estábamos en nuestro país, ahí recién tendremos la felicidad completa. Yo no lo creo así. Me gusta la vida modesta y diferente que llevamos ahora (¿conformista? No lo creo, más bien agradecida de haber perdido la “ceguera” que tenía antes) y eso es razón de una diferencia que me duele, porque me da miedo que Canadá, su consumismo y su bienestar económico logren lo que años de lucha contra la situación de mi país no han podido: separarnos.
Me dijeron que migrar es una prueba y que si tenemos familia, es una prueba que se pasa en pareja, pero ahora sé que también es una prueba para la pareja porque nos crea conciencia de una entidad individual que no teníamos antes.
Allá éramos “nosotros”. Aquí somos “tú y yo”. Y eso tampoco es sinónimo.
Me disculpo por lo largo del comentario.

tulip dijo...

Suerte en todo lo que te propongas y emprendas!!!

Nelly dijo...

Casualmente hasta ayer en la noche no había podido ver esa película... y me dio en la madre!!!

La felicidad no creo que en algún momento se tenga completa, siempre estamos en la búsqueda y eso hace interesante todo... Cada cosa tiene sus pro y sus contra, lo importante del asunto es tener una meta a llegar... y después otra... y después otra...

Maria Soledad dijo...

Yo creo que la felicidad siempre está ahi, frente a ti, frente a cada uno, casi golpeandonos la cara.. solo que nos empeñamos en no verla.. a medida que va pasando el tiempo, a medida que van cambiando nuestras responsabilidades frente a la vida, vamos excusandonos de cuan lejos está y eso no es cierto.. la felicidad esta en hacer las cosas que te gustan. Está en tratar de sentirse bien con uno mismo, de aceptar como son los demás y en saber apreciar las pequeñas cosas que pueden hacer de un momento una gran diferencia... La felicidad está en estar en PAZ con uno mismo.. siempre hay tiempo para todo lo demás.
POr qué no vas un dia a trabajar en Bluejeans? porqué no te regresas un dia a pie hasta tu casa y asi disfrutas de caminar entre la gente?? por qué no acuerdas con tus amigos tomar un café a la hora de tu salida?.. por qué si decidiste cambiar de pais, de modo de vida, de cultura, de idioma, y de tantas cosas que engloban una mudanza a un nuevo país, por que vuelves al mismo estilo de vida?...Una vez alguien me dijo, se feliz, siempre y cuando tu felicidad no se apoye sobre la desventura de otros..
se feliz y disfruta de cuantas cosas has logrado, solo que la cotidianidad no te está dejando ver.!
Un besote Adri!

Ale Marge dijo...

Adriana, mucha suerte en tu trabajo! y a la anónima le digo que yo pienso como ella, decidí que parte de mi cambio no iba a ser volver a la misma profesión regulada porque preferiría ganar menos, pero seguir tranquila como hasta ahora con las pequeñas cosas simples de la vida que me aporta Canadá

Andre dijo...

Pienso que el ser humano siempre buscara la felicidad completa, y esa busqueda es la que nos hace mejores cada dia, acumular satisfacciones y experiencias para compartir.

Animo Adriana, hasta el momento has conseguido todo lo que te has propuesto y en un tiempo record.

Gus dijo...

Excelente post Adriana, una joyita como para poner en un cuadrito.

Y excelente la primera parte del comentario de Maria Soledad (la segunda parte no la entendí, sorry).

Beso!

Adriana dijo...

Anonimo: Por tu comentario deduzco que eres una chica. Mu chévere tu comentario, me gustó mucho.Creo que compartimos la misma idea. Si aquí uno aprende a disfrutar mas de las cosas sencillas de la vida. Si ves bien, aquí muchos no están en esa "carrera" por ascender en el trabajo, prefieren hacer un trabajo sencillo, ganar su dinero y disfrutar de la vida. En mi trabajo hay gente que tiene años en la empresa con cargos bajos, no porque no tengan la educación, sino que no les "llena" llegar a ser gerentes. Es otra manera de ver las cosas y de vivir.

Tulip: Gracias querida. A ti también te deseo lo mejor de lo mejor y que pronto este pos estos lares.

Nelly: Si es así, uno nunca para de plantearse objetivos y retos. Sin embargo, pienso que entre esa búsqueda se puede llegar a tener la felicidad plena. He conocido personas que dicen vivirla, aunque para los ojos de otros no lo parezca, por eso que cada quien establece que es la felicidad.

MAria Soledad: Estoy de acuerdo contigo que la felicidad radica en hacer las cosas que nos gusta y nos dan PAZ. En mi caso, aqui en Montreal tengo muchas cosas que viene buscando, me siento completa por un lado, pero aún me falta algo. El trabajo por afortunada que sea de tener casi el mismo trabajo que tenía en Venezuela y seguir en lo mismo, a veces quisiera hacer otra cosa, algo con mas sentido para mi mente y para mi alma. Tal vez se acerca el tiempo de cerrar una etapa y explorar otras opciones. Como buena Escorpiona, la transformación siempre está presente en mi vida.

Ale Marge: Te felicito por cambio, y estoy completamente de acuerdo contigo.

Andre: Gracias. No me desanimo, por el contrario, me replanteo que quiero hacer en mi vida. Como lo he mencionado varias veces, este proceso de inmigración es mas que eso, es toda una experiencia de auto-decubrimiento, de querer hacer realidad mis sueños y se mejor mejor persona. Gracias por tus palabras ♥

Gus: Gracias mi querido Gus :-)

Aiglee dijo...

Es una felicidad con sacrificios. Trabajas para hacer dinero para hacer cosas que te hacen feliz. Lo ideal es que el trabajo te haga feliz pero siempre va a tener su cuota de sacrificio porque siempre va a haber un dia que te quieres levantar tarde o que no quieres trabajar y punto, e igual tienes que hacerlo.

Al final lo que importa es "vale la pena?", para mi si. Tengo mis sacrificios y soy feliz, tengo mis metas para ser mas feliz y trabajo para cumplirlas, es el ciclo de la vida.

Adriana dijo...

Aiglee: Entiendo tu punto de vista.Sólo que pienso que debe haber un equilibrio y para mi la "felicidad" que busco es precisamente eso, un equilibrio en todo y no sentir que me estoy sacrificando, por lo menos que mi felicidad no esté compesanda por un sacrificio.... Creo que cada quien tiene su "concepto" de felicidad y todos son válidos.

Alexandria dijo...

Yo tambien toy contenta de estar donde estoy pero necesito desesperadamente como 3 semanas para hacer mil cosas relacionadas con el esparcimiento que llevo atrasadas...

Por eso digo, querida amiga.......

ANDO TELLEMENT CAPOTEEEEEEEE!

Pero, ca va aller!

Juan Carlos dijo...

Eras feliz mientras buscabas el trabajo... Mientras dormías hasta tarde aprovechando por que luego no podrías...

Fuistes Feliz en este sentido, plenamente cuando te llamaron... Cuando llegastes esa noche a dormir... Cuando el 2do día despertastes una y otra vez de una noche de sueño alternado con vigilias repentinas recordando todo lo que vivistes el 1er día de trabajo como inmigrante y te preguntabas por raticos si era "real" o no...

Luego, transcurridos varios días, se fué haciendo normal o rutinario... El índice de felicidad decayó un poco y de nuevo te llegó esa sensación de que "necesitas seguir buscando la felicidad por que no la tienes 100%"...

No es que seas inconforme. No es que le quites méritos a tener ese trabajo, de hecho, si no lo tuvieras, lo echaras de menos y serías menos feliz...

Lo que quiero decirte, es que la felicidad se encuentra en el camino (siempre lo he dicho por que es veridico). La mayoría de las personas tenemos una necesidad constante de búsqueda, de mejoría.

Solo son metas que alcanzas y dejan de ser prioritarias en la contabilidad del índice de felicidad.

Proponte nuevas metas y trabaja por ellas mientras las visualizas y las sueñas... Entonces sé feliz de nuevo...

No me canso de decirte que adoro como escribes por que transmites el verdadero sentir.

Adriana dijo...

alexandría: Amiga te entiendo perfectamente y tranquila que ya tendras mas tiempo para el espacimiento.

Juan Carlos: Me gustó lo que escribistes, sobre todo eso que que la felicidad se encuentra en el camino y no en el objetivo alcanzado. A veces siento eso, ya que hay objetivos que los disfruto mucho y me hacen feliz, como por ejemplo, estar aqui, me gusta la vida de aca.
Gracias por lo último que escribiste, para mi es honor que alguien disfrute lo que escribo ♥