18 julio 2008

Afilando el Hacha


El verano es sinónimo de tiempo de vacaciones y del disfrute. Aquí la gente se lo toma muy en serio, todo cambia (como ya lo he comentado en otros post) que hasta la ciudad se ve distinta.

Es la primera vez que veo en una ciudad como todos están de acuerdo para "disfrutar" del tiempo estival. Eso me ha hecho reflexionar sobre mi vida que tenía en Venezuela, cuando trabajaba como una esclava olvidándome que existían las vacaciones, aunque de unos años para acá no acumulé más mis vacaciones y me las tomaba en el tiempo que correspondía, así fuese para estar en la casa y disfrutar de la ciudad.

Por lo que me he dado cuenta, tener tiempo de esparcimiento y disfrute es muy valorado aca para poder mantener el ritmo de trabajo, en especial para sobrellevar el tan temido invierno. Eso me parece muy sabio y excelente que esté en la consciencia del colectivo.

En este momento me viene a la mente una historia de esas que dan en charlas de superación personal y que nos hacen reflexionar. La recuerdo de la siguiente manera:

Según había una competencia de leñadores en un pueblo que vivían de la madera, habían dos leñadores, uno joven y corpulento y otro un anciano. La competencia consistía en quien mas arboles derribara sería el ganador. Así, que al comenzar la competencia el joven leñador no paró de dar golpes con su hacha a cuanto árbol encontrase en su camino, iba derribando uno a uno como una máquina. Por el otro lado, cada vez que el anciano derribaba un árbol se sentaba y descansaba. Al finalizar la jornada y realizar el conteo, el ganador fue el anciano. El muchacho agotado y sorprendido, preguntó cómo era posible dicho resultado. El anciano respondió sabiamente, "cada vez que descansaba, afilaba mi hacha; eso me permitía derribar con un sólo golpe un árbol mientras tu lo hacías con muchos".

Así que es tiempo de sentarse a afilar el hacha.

9 comentarios:

Kuanyin dijo...

Excelente reflexión! Me toca de cerca por una situación que tengo con mi papá, como me gustaría que se sentara a afilar el hacha.

Que disfrutes tu descanso!

Chucho dijo...

Tu pensamiento, lo que quiere transmitir, es una de las cosas por las que nos queremos ir a Canada.

Eso y la seguridad son nuestros principales motivadores.

Muy bello pensamiento!

Chucho!

David dijo...

Mejor dicho imposible!!! Estoy de "Vacaciones" y lo que menos he hecho es descansar. Aqui en Venezuela son pocos los que realmente se toman un break para afilar el hacha.

Nelly dijo...

Muy buen mensaje... Afilemosle!!!

Hector Torres dijo...

Mas que excelente el mensaje.

Gracias.

MCB dijo...

Buenisimo... gracias por el mensaje!

Adriana dijo...

Kuanyin: Gracias por tu mensaje. Espero que logres la mejor solución de la situación que tienes con tu padre. Por otro lado, yo precisamente no estoy descansando, estoy preparandome para dar los "golpes" de manera asertiva. :D
*
Chucho:Me alegro que te haya gustado lo que escribí. La razón por la que cada quien se viene, varía, pero la seguridad y buscar otras alternativas es el factor común. Gracias por tus comentarios.
*
David: Mal hecho!, las vacaciones se hicieron para desconectarse del trabajo y tener tiempo de distracción. En Venezuela es típico que la gente trabaje durante las vacaciones, pero te invito a que te desconectes, es necesario para la salud ;-)
*
Nelly: Pues dele!... besos
*
Hector: Gracias a ti por hacerme saber que te gustó lo que escribí.
*
Mcb: Gracias a ti también!

fitziane dijo...

Entonces el hacha mía va a quedar afiladiiiiiita. Me tocan 7 semanas de vacaciones en el verano porque soy maestra. Son las mejores 7 razones que hay para dedicarse a la educación!!!!

P.D. Me encanta la foto. Los túneles vegetales siempre me dan sosiego.

Desafio Québec: Terry, Naty y Nico dijo...

Muy buena historia. Creo que esta fue una de las razones por la que quisimos emigrar y especialmente elegimos Montreal, es una ciudad que siempre tiene algo para hacer.

Besos

Natalia