04 noviembre 2007

Un Momento de Relax



Este fin de semana el cuerpo y mi mente me pidió un break con todo este proceso de inmigración. Es mucho el tiempo trabajando en esto, casi todos los días, que me estaba sintiendo saturada de tanta información y cosas por hacer. Así, que decidí distraerme un poco y de alguna manera comenzar mis despedidas.
Dentro de tres semanas estaré en Montreal y estoy casi segura que no tendré mucho tiempo para dejar de pensar en todo esto, ya que lo estaré viviendo en vivo.

Mañana, retomo mi agenda de actividades.

9 comentarios:

Anne dijo...

take it easy!
no te esmachetes, el tiempo es perfecto y alcanza para todo.

beso.

Anónimo dijo...

Es cierto.

Uno a veces se satura con tanta información que busca y recibe en todo este proceso...De pronto te quedas guindado y te tienes que dar en el boton de reset para agarrar minimo.

Como anecdota, no han sido pocas las veces que escucho a alguien decir: "...hay que ver...." Y uno: "Que???!! Quebec??!!"....Eso es sintoma de la fijacion mental que uno tiene.

Saludosssss.

Carlos Pronos

Xel-Ha dijo...

Como dice Anne, TEIKITISI!!

Igual, ya tendras tiempo de bajar las revoluciones cuando llegues... aca tendras mucho para hacer, pero el ritmo es mucho mas calmado...

Adriana dijo...

Anne, Carlos, Xel-Ha: Gracias por los comentarios, la verdad que después de esa pausa ya no ando tan acelerada, voy bien arreglando las cosas y creo que si me estaré tomando esa taza de té mientras espero que llegue el día de partir.

Arturo dijo...

Adriana,
Veo que estas en las etapas finales.
Es tan complicado y desgastante el ultimo trecho.

Nosotros dejamos todos los muebles.
Asi que al llegar estuvimos un buen tiempo acampando en el departamenta al que llegamos en Montreal.

Solo trajimos DOS cosas.
Mi Piano, (herencia de mi abuela) salio mas caro transportarlo que comprar aqui uno nuevo, pero era imposible dejarlo.
y
TODOS mis libros, 800 kilos de papel. Dejar mis libros hubiera sido como arrancarme el alma.

Como dices cada quien carga con lo que mas le importa y creo que todas las opciones son validas y respetables.

Mucha suerte y te esperamos pronto para que incies tu aventura en Montreal.
Ten confianza, no es sencillo, pero si se puede.

Saludos
Arturo

Gus dijo...

Yo tengo un solo libro bueno y antiguo de astronomia de un tio Comas y otro manuscrito de recetas de mi abuela Emma (que me traje). Quizás un par más que tengan una dedicatoria especial y que entran en una valija algún día.

Lo demás, los clásicos, los de Derecho, de Mediación, los de management, de lenguas, de conocimientos generales, etc. (muchos)... se pueden volver a comprar, tal vez me convenga hacerlo mayormente en francés y/o ingles, y actualizados.

Por suerte, lo que se llamó el "siglo del papel" ha terminado!

Jacqueline dijo...

Calma, respira...

Respira, calma...

Yo sé lo que es eso. Me da flojera de sólo pensarlo. En mi blog hice un post sobre una tienda que debes conocer en Montreal cuando tengas tiempo.

Un besito.

Adriana dijo...

Arturo: Entiendo lo que puedes sentir con tus libros y el piano. Pienso que cada quien le da el valor a las cosas, hay apegos y eso hay que respetarlos.

Gus:Yo creo que aún hay papel para rato, por suerte se ha simplificado en la oficinas, escuelas y universidades. Pienso que los libros aún tienen vida por otro siglo más.

Jacqueline:Ya estoy tranquila, pienso que si me va a rendir en tiempo hasta para tomarme mi taza de té. Vi tu post, me pareció inspirador y le deseo mucha suerte a tus primos. Sólo tengo una duda, cómo van a hacer en invierno? por que un traje de baño con ese frio no creo que sea muy rentable.Pero bueno, seguro hicieron ese análisis.

tulip dijo...

Organización ... esa es la clave... planificación y ejecución... el éxito asegurado.. Suerte amiga!